Es muy habitual ver en las películas que, cuando dos personas van a casarse, y una de ellas tiene dinero y la otra no, “por consejo de mis abogados”, o “por la insistencia de mi familia”, firman un acuerdo prematrimonial. En nuestro país, esto no es lo habitual. Pero en cualquier caso, ¿qué es un acuerdo prematrimonial?, ¿cómo se hace?, y ¿es sólo para cuando al menos uno de los contrayentes “tiene dinero o propiedades?.

1.- Qué Es Un Acuerdo Prematrimonial

Un acuerdo prematrimonial es un pacto celebrado entre las dos personas que se van a casar, para regular ciertos aspectos que afectan al matrimonio, y a su posible disolución o separación.  Por ello, no solo aplica a cuestiones económicas, sino que en él también pueden incluirse otras cuestiones de distinta naturaleza , siempre que estén relacionadas con el matrimonio, con el único límite de que lo que se pacte no vaya en contra de la ley, las buenas costumbres o sea limitativa del principio de igualdad de derechos que corresponde a cada cónyuge, (art. 1.328 Código Civil). Por ello, a través de un acuerdo prematrimonial se puede pactar el régimen económico-matrimonial que tendrá la pareja cuando se case, (gananciales, separación de bienes…), pero también puede hacerse mediante él una especie de convenio regulador “anticipado” para el caso de separación o divorcio. Cuando una pareja se va a casar, no piensa en divorciarse, obviamente, pero lo cierto es que puede ocurrir. Pues bien, quizá cuando están en armonía y “llenos de amor”, sea un mejor momento para pensar de manera racional, justa y equitativa, cómo deberían de resolverse las distintas cuestiones que pudieran surgir en caso de que, antes o después, decidieran divorciarse, (por ej., si se reconocerá el derecho a una pensión compensatorio o cualquier otro tipo de indemnización a cualquiera de los cónyuges, si hay un negocio, cómo se repartirá éste, o si quedará fuera del reparto, cómo se liquidarán los bienes que tengan en común…). La verdad es que si las parejas pensaran en este asunto, los divorcios serían mucho menos conflictivos. Sólo existe un límite a esta posibilidad: el régimen de los hijos, y ello por dos razones. En primer lugar porque en caso de separación o divorcio, el Juez aprobará lo que sea más beneficioso para los menores, con total independencia de lo que los padres hayan podido pactar antes de casarse, o incluso ratificar delante del propio Juez durante el proceso de divorcio. Y de hecho, el Ministerio Fiscal intervendrá en todos los casos en que haya menores, para garantizar su defensa. En segundo lugar, porque los menores no han sido parte de ese pacto prematrimonial, y por lo tanto, no pueden verse perjudicados por algo en lo que no han intervenido. Igualmente, esta idea sirve igualmente para las Parejas de Hecho, quienes también pueden separarse, y no harían mal en dejar estipulado cómo se procederá en ese caso.

 2.- Cómo se hace un acuerdo prematrimonial.

Pues se hacen mediante las capitulaciones matrimoniales reguladas en el art. 1.325 del Código Civil, donde dice que:

“ En capitulaciones matrimoniales podrán los otorgantes estipular, modificar sustituir el régimen económico de su matrimonio, o cualesquiera otras disposiciones por razón del mismo”.

 Así pues, en términos prácticos, se va al Notario y se otorga la escritura de capitulaciones. Pero lo más recomendable es acudir a un Abogado especialista en Familias, (APF), y con su consejo experto, diseñar un “traje a medida” de lo que se quiera conseguir. Así, la firma ante el Notario sería el último paso para dar validez a lo pactado. Una vez hecho esto, dichas capitulaciones matrimoniales, serán inscritas en el Registro Civil, una vez se haya celebrado el matrimonio.

 Un aspecto importante es que, desde que se otorgue el pacto prematrimonial a través de las capitulaciones matrimoniales, hasta que se celebre el matrimonio, no puede pasar más de un año, según dispone el art. 1.334 del Código Civil, pues pasado dicho plazo, lo pactado quedará sin efecto, y habría que volver a pactar, (Firmar en Notaría). 

 3.- ¿Es Sólo Para Cuando Al Menos Uno De Los Contrayentes “Tiene Dinero o Propiedades?.

De lo dicho anteriormente se desprende claramente que los acuerdos prematrimoniales son adecuados y necesarios para CUALQUIERA QUE ESTÉ PROYECTANDO CASARSE, ya que mediante él no solo pueden ordenarse el régimen económico-matrimonial, (gananciales, separación de bienes…), sino cualquier aspecto que tenga que ver con el matrimonio, incluyendo las consecuencias y régimen de un posible divorcio.

Por ello, si es tu caso, considera seriamente otorgar un acuerdo prematrimonial en previsión de lo que pueda pasar. No es una cuestión de amor hacia tu futuro cónyuge, sino una previsión que, si nunca te hace falta, no te hará daño, y si surge la situación de conflicto, siempre agradecerás haberlo hecho. Pero para que tenga éxito realmente, debes hacerlo a través de un Abogado experto en Familia, (APF).

 Uno de mis objetivos principales es ayudar a las familias como la tuya a planificar el éxito de la futura transferencia de sus bienes y patrimonio, no solo material, sino también el que no se ve, a sus seres queridos, para que las siguientes generales no pierdan el legado completo de la familia. Contacta con mi oficina en el 957-050-671, o pulsando el botón de más abajo, para programar una reunión en la que podamos sentarnos a hablar, y tener una sesión de “Planificación Familiar de Herencia”, en la que podremos identificar las mejores estrategias para ti y para tu familia, a fin de garantizar que podrás traspasar a los tuyos, no solo tus posesiones materiales, sino también tu legado emocional, espiritual y de amor.

David Tierno García.

Abogado APF

 

Compártelo con quienes te importan

Esta información puede ser muy valiosa para tus amigos y seres queridos.¡Compártela!