¿Cuántas veces has ido a entregar un papel a la documentación, (ya sea una solicitud, una instancia o la contestación a un requerimiento), y después de esperar te han dicho eso de "falta el certificado, vuelva otro día". 

Pues bien, debes saber que eso no tiene porqué ser así. ¿El Secreto?. Tal y como ya hiciera su antecesora, la Ley 30/1992, de 26 de Noviembre, la nueva Ley 39/2.015 de Procedimiento Administrativo, contiene de manera salpicada por todo su articulado, el reconocimiento del derecho del ciudadano a que le sellen la solicitud o documento que intente presentar ante cualquier administración pública, AUNQUE FALTA ALGÚN PAPEL, ya sean muchos o pocos, lo que cual implica que ya se ha presentado, y que posteriormente la Administración le requiera por escrito, señalándole un plazo para presentar la documentación que falte. 

Esto es muy útil, especialmente en las siguientes circunstancias:

  1. Va a vencer un plazo y si no presentamos la documentación ese día, corremos el riesgo de que se nos pase el plazo y perdamos el derecho. En tal caso, se presenta la solicitud o el escrito con lo que llevemos, y luego ya, sin prisas, se presenta lo que falte. 
  2. Se trata de un registro o Administración en el que hay que hacer mucha cola, y si tenemos que volver otro día tendremos que perder un montón de tiempo. En tal caso, se presenta la solicitud o el escrito con lo que llevemos, y luego ya, sin prisas, se presenta lo que falte en otro registro en el que no haya tanto cola, (recordemos que la Ley nos permite presentar los escritos en cualquier registro administrativo, aunque no sea el de la Administración al que nos referimos. Dicho de otra manera, que la Ley nos permite presentar en el Ministerio de Haciendo, un escrito que vaya dirigido al Ministerio de Cultura, y el registro receptor lo reenviará internamente al destinatario), o también por correo certificado, (recuerda que cuando envías un documento a una Administración Pública, puedes pedir al funcionario de correos que te selle una copia del escrito que estás presentando y que te servirá como justificante de haberlo entregado, teniendo los mismos efectos que si lo hubieras presentado en la misma Administración). 

    Así pues, la próxima vez que te falte un papel y te digan que vuelvas otro día, párate a pensar si es mejor que lo presentes todo de una vez, aunque hayas perdido el rato, o si por el contrario lo que te interesa es presentarlo ya y el resto llevarlo otro día, porque es tu derecho. 

David Tierno García

Abogado

 

 

 

Compártelo con quienes te importan

Esta información puede ser muy valiosa para tus amigos y seres queridos.¡Compártela!