La Ayuda Familiar Y La Aceptación De La Herencia

Hace un par de días me llamó un cliente que está cobrando la ayuda familiar del Servicio de Desempleo, y al que le estoy tramitando una herencia y me dijo, “acabo de salir de la oficina del desempleo de presentar la declaración de ingresos anual, y me asalta la siguiente duda”, dijo con la voz dubitativa, “¿tengo que declarar los bienes que he recibido en herencia?, ¿me quitarán la ayuda?”.

Pues bien, he decidido publicar este post para avisar de una manera sencilla y clara sobre este asunto que puede afectar a muchas familias. En principio, la aceptación, y consiguiente recepción, de una herencia, no es un ingreso normal o regular, sino que es más bien de esos que podemos llamar extraordinarios y/o irregulares, en su caso. No obstante, es un ingreso. Por tal motivo, la herencia recibida hay que declararla como ingreso en la declaración de ingresos, a los efectos de mantener, suspender o extinguir la ayuda familiar.

 Es muy interesante el caso de una señora que estaba cobrando la ayuda familiar y recibió una herencia consistente en una casa, (no dinero líquido), pero no la declaró en la oficina de desempleo cuando la recibió, sino que puso en conocimiento del servicio público de empleo dicho ingreso cuando la vendió y la convirtió en dinero. Pues bien, el servicio público de empleo declaró extinguido el derecho a recibir la prestación desde la fecha en que la recibió, y resolvió la obligación de devolver todas las mensualidades que había cobrado desde entonces. No conforme con esta interpretación de la ley, la señora comenzó un periplo judicial que terminó en el Tribunal Supremo, el cual ha terminado fallando, y sirve de directriz actualmente, que:

 1.- Los bienes integrados por una herencia constituyen un ingreso que ha de ser declarado en el servicio público de empleo cuando se recibe la ayuda familiar.

2.- El momento en el que nace la obligación de declarar es cuando se hace la escritura notarial de adjudicación de herencia, y no cuando se liquida el impuesto de sucesiones ni en ningún otro momento anterior. Es un detalle importante, ya que en muchas ocasiones se recibe la herencia pero no se formaliza la escritura notarial hasta pasado un tiempo, más o menos largo, especialmente cuando se trata de dinero líquido, y no de bienes inmuebles.

3.- No se produce una extinción de la prestación, (pérdida del derecho a seguir percibiéndola), sino una Suspensión Temporal, que no proyecta sus efectos hacia el futuro. Dicho de otro modo, que se suspende la prestación durante el mes en que se ha producido la percepción de los ingresos extraordinarios e irregulares, que es el momento en que se ha dejado de reunir los requisitos de “necesidad económica” que justifican el derecho a cobrar la ayuda, pero se debe reanudar una vez pasado éste, siempre que se sigan manteniendo los demás requisitos.

 

Así pues, si percibes la ayuda familiar y vas a aceptar una herencia, no olvides declararlo ante el Servicio Público de Empleo en su momento debido, y por ello, de ajustar bien con el calendario cuándo te interesa más firmar la aceptación de la herencia en el notario.

 

David Tierno García

Abogado

Compártelo con quienes te importan

Esta información puede ser muy valiosa para tus amigos y seres queridos.¡Compártela!