Muchas personas hablan indistintamente del heredero y del legatario, y no distinguen entre una herencia y un legado. Así pues, es lógico que surja la duda sobre si existe diferencia entre una cosa y la otra, y en su caso, en qué puede consistir dicha diferencia.

Pues sí, existe diferencia, y además importante. Un heredero es una persona que sucede a otra que ha fallecido en todos sus bienes, derechos y obligaciones, por lo que puede heredar dinero, fincas, pisos, acciones… pero también puede heredar deudas, y salvo que haya aceptado la herencia “a beneficio de inventario”, responderá de todas las deudas que tuviera el fallecido, aunque éstas superen el valor de lo que ha recibido en herencia.

 

Por ejemplo, imagina que herederas 20.000 euros que el fallecido tenía en el banco, y un piso que está valorado en 100.000, pero resulta que aquél tenía deudas por valor de 300.000 euros. Pues bien, existen 180.000 euros en negativo, y si aceptas la herencia de manera pura y simple, lo deberás tú, durante toda tu vida, hasta que mueras, (y en ese caso, se traspasarán a tus herederos, salvo que acepten tu herencia a beneficio de inventario), o las pagues.

 

Sin embargo, un legatario, es una persona que recibe una cosa concreta que pertenecía al fallecido, y por ello, no responde en caso de deudas, sino hasta el límite de lo que valga lo que ha recibido. Por tanto, es muy diferente nombrar a una persona en testamento a título de herederos, que nombrarlo a título de legatario. Una herencia puede arruinarte, un legado no. Además, un heredero puede recibir los bienes que el fallecido hubiera mencionado en su testamento, y cualquier otros que no hayan sido incluidos en el testamento, pero que existan al momento de su fallecimiento. De hecho, lo más normal es que en los testamentos ni siquiera se mencionen bienes concretos, sino que se hable de “instituye herederos sobre todos sus bienes”. Sin embargo, un legatario solo podrá recibir aquello que le haya sido legado de manera específica.

 

Por ello, si vas a hacer testamento, visita a tu abogado especialista en sucesión y herencia, pues podrá orientarte en cuanto a cómo redactarlo de la mejor manera en función de lo que pretendas conseguir.

 

David Tierno García.

Abogado.

Compártelo con quienes te importan

Esta información puede ser muy valiosa para tus amigos y seres queridos.¡Compártela!