Herencia Sin Notario

Herencia Sin Notario

Muy bien amigos, tenéis que prestar mucha atención a lo que os voy a contar en esta entrada, porque os podéis ahorrar mucho dinero. Se trata de poder tramitar tu herencia, Y REGISTRARLA EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD, SIN TENER QUE IR AL NOTARIO, con todo el ahorro que ello implica. Sólo hay una condición, que sólo haya un heredero, sin más coherederos, ni legatarios, ni ninguna otra persona más, porque la idea es que tiene que existir la posibilidad de adjudicar la herencia sin tener que hacer particiones, condición ésta que sólo puede cumplirse, como ya he dicho, si eres heredero único. Si este es tu caso, bastará con que la manifestación y aceptación de herencia se haga en documento privado, (sin notario), y se lleve a la notaría sólo para legitimar la firma, (cuyo costo son unos 8 euros, dependiendo del número de firmas que haya que legitimar). Imagínate, en lugar de pagar cientos de euros, pagas unos 8 euros y listo. Para inscribir la “escritura”, que en realidad es el documento privado con la firma legitimada, sólo tendrás que llevarla al registro, acompañando los justificantes de haber liquidado, y pagado en su caso, los impuestos correspondientes, (impuesto de sucesiones y plusvalía).

Sólo tienes que tener cuidado de identificar la finca, (el piso, el local, la casa, lo que sea), igual que está descrita en el registro de la propiedad, pero para ello bastará con que lo copies tal y como viene en la escritura de propiedad, o que pidas una nota simple al registro y la copies como aparece en ella.

Pues ya sabes, si eres heredero único, tu herencia te puede salir “por una copla”.

Para cualquier duda, ya sabéis que podéis utilizar el formulario de contacto, (ir al formulario de contacto), o dejar tu comentario más abajo y responderé lo antes posible.

 

 

Nueva Sentencia del Tribunal Supremo sobre la Custodia de los Hijos

Nueva Sentencia del Tribunal Supremo sobre la Custodia de los Hijos

Nuevo Criterio Sobre la Custodia de los Hijos

        Como en tantas otras ocasiones, aunque la Ley no dice nada al respecto, los Juzgados y Tribunales habían venido a establecer una suerte de “costumbre”, en virtud de la cual entendendían que, cuando uno de los progenitores abandonaba el hogar familiar, en el contexto de un proceso de ruptura matrimonial, ello suponía casi de manera mágica que dicha forma de actuar una prueba de que el progenitor que había abandonado el hogar, no quería a sus hijos ni tampoco asumir la custodia de los mismos, pues se interpretaba como una dejación, un abandono, no sólo del hogar, sino también de todos los derechos y obligaciones paternofiliares. Con esta actitud simplista y quasi infantil, se ignoraba de un plumazo la realidad, que cuando un matrimonio entra en “barrena” y comienza la caída libre, pueden presentarse muchas situaciones diferentes que hagan que uno de los cónyuges abandone el hogar familiar, (aunque curiosamente, quizá no abandone sus obligaciones, no sólo legales sino también morales, de seguir aportando para el sostenimiento de la casa, aunque todavía no se hayan dictado medidas provisionales que lo obliguen a ello), precisamente por entender que es lo mejor para todos los implicados, y especialmente para los hijos. 

       Pues bien, como esto era una “ley” no publicada en el BOE ni ningún otro boletín oficial, sino una “norma” impuesta por muchos Jugados y Audiencias Provinciales, el Tribunal Supremo ha dictado una Sentencia que viene a imponer el sentido común y la cordura en esta materia, (algunas veces, sucede y hasta el Tribunal Supremo puede manifestar estas cualidades), y ha establecido que cuando un progenitor, en el contexto del proceso de ruptura matrimonial, abandona el hogar, esto no puede ser interpretado como una renuncia de derechos a la custodia, (ya sea en exclusiva o compartida), de los hijos, por lo que habrá de dilucidarse, en beneficio del interés del menor o menores, que es lo mejor.

               Así pues, a partir de ahora las cosas van a cambiar mucho porque, hasta este momento, cuando uno de los progenitores quería aspirar a solicitar la custodia de los hijos, y aunque la situación familiar fuera muy grave y preocupante, su abogado no podía recomendarle que abonara el hogar, (ya se sabe, “quien quita la ocasión, quita el peligro”), dando lugar a muchas situaciones, incluso de violencia, que podrían haberse evitado fácilmente. Pues bien, como digo, a partir de ahora, el progenitor en cuestión podrá abandonar el hogar sin que ello, con base en esta doctrina del Tribunal Supremo, pueda ni deba suponer, que posteriormente no pueda optar a la custodia, en cualquiera de sus modalidades, de sus hijos.

                  Y a tí, ¿qué te parece?. ¿Crees que era más lógico el criterio anterior, o por el contrario ha venido a imponerse la cordura?. Danos tu comentario, y podremos conocer el grado de acierto del Tribunal Supremo con el sentir general.

           David Tierno García

           Abogado.

¿Puedo Arrepentirme De Una Donación?

Regalos

Ya he explicado en alguna ocasión que una forma de ahorrar en el impuesto de sucesiones, es haciendo donaciones escalonadas, (cada 3 años), a favor de los herederos, para así beneficiarse de la progresividad del impuesto, y conseguir que el % que nos apliquen sea el menor posible, pues cuando se produce la herencia, ya no se puede escalonar nada, y hay que liquidar por la totalidad del valor de la herencia. Pero claro, dice el dicho, “Santa rita, lo que se da no se quita”. Y el sentido común, también nos dicta que si hacemos una donación, si relagamos algo, ya no podemos arrepentirnos después. Y aquí viene el problema, que uno se pregunta, ¿pero, y si a mí me hace falta después?, o, ¿y si luego me arrepiento y quiero distribuir la herencia de otra manera?, o ¿y si cuando mi hijo, mi hija, mi… tenga bienes a su nombre, empieza a malgastarlos?, o…

(más…)

Las 6 Cuestiones Que Debes Tener En Cuenta ANTES De Regalar-Donar Dinero o Bienes

Matrimonio

¿Pensando en Donar a Tus Hijos?

Las donaciones son una buena fórmula para el reducir el pago de impuestos en concepto de sucesiones o

herencia, ya que permite “dosificar” las entregas, y por lo tanto, puede hacer el tipo de tributación, (% a

pagar), si bien implica planificación. Si embargo, antes de decidirte a donar o regalar de dinero o bienes a

alguien querido, debes de asegurarte de que esa donación no va a provocar problemas inesperados a tu

ser amado que la va a recibir.

A continuación, te expongo 6 puntos que deberías repasar ANTES de donar:

(más…)

En el principio… nació el Derecho Civil.- ¿Porqué deberías conocer el derecho civil?

¿Qué es, y para qué sirve el Derecho Civil?

Aunque podríamos entrar en definiciones técnicas, rigurosas y por ello, un tanto tediosas, de lo que es el Derecho Civil,  en palabras llanas, el Derecho Civil es el gran tronco del que salen todas las ramas del árbol del derecho. Es el que contiene las normas únicas  en algunos casos, (porque no existen otras  normas que regulen la institución de la que se trate), y básicas en otros, (porque pudieran existir otras normas que regulen con más detalle o especialización el tema que esté regulando).

Por ejemplo, Si hablamos de matrimonio y familia, la legislación civil es la normativa que regula ÚNICAMENTE esta institución, porque no existe otra norma en nuestro sistema que la regule. Sin embargo, si hablamos de obligaciones o de contratos, es una legislación básica, o supletoria, porque en materia de contratos de compraventa, si éstos son entre particulares, estarán regulados en el Código Civil, pero si al menos, una las personas que intervienen son comerciantes, entonces a su regulación habrá que sumar la que el Código de Comercio hace sobre los contratos mercantiles; y si una es un comerciante pero la otra no, habrá que complementar esa normativa con la que se ha dictado en materia de protección de los derechos de los consumidores y usuarios.

Así pues, puede verse que, un mismo acto jurídico, por ejemplo, un contrato de compraventa, puede estar regulado por el código civil, por el código mercantil, matizado por la Ley de Defensa de los Consumidores y Usuarios, y todo este cambio sólo por el hecho de la persona o personas, sean particulares o comerciantes. PERO, el Derecho Civil siempre está presente porque, aunque no sea la norma que deba aplicarse, en lo que las otras normas callen, o no regulen, si el Código Civil lo contempla, habrá de estarse a lo que éste diga.

En mi opinión, el derecho civil DEBERÍA DE APRENDERSE EN LA ESCUELA, obviamente, no al nivel que lo haría un aspirante a jurista, pero sí los principios básicos para saber manejarse, tal y como se aprenden las matemáticas, la física y otras disciplinas que quizá no servirán de manera directa en el futuro profesional o laboral de la persona, pero que la dotan de una cultura que le permitirá una mejor “supervivencia”, y tanto más en el caso del derecho, y más concretamente del derecho civil, al que todos estamos sometidos, y que vivir de espaldas a él, o en su ignorancia, no es sino la mejor manera de garantizar un futuro plagado de problemas para la persona.

Además de lo dicho, hay que añadir que el derecho civil contiene normas de naturaleza esencialmente PRIVADA, como contraposición al concepto de lo público.

No quiere decirse con ello que una administración no esté sometida a las normas del Código Civil, pero sí que sólo lo está tanto en cuanto actúa, no como tal administración pública, sino como particular, (por ej., un ayuntamiento que crea una Sociedad Anónima para gestionar un servicio público, estará sometida al derecho privado y no al público, porque en ese momento actúa como tal), pero no es su terreno natural.

Por ello, a lo largo de los posts de este blog, estaremos continuamente refiriéndonos al Derecho Civil, y como el objetivo del mismo es APRENDER derecho a un nivel razonable, para poder ser un ciudadano legalmente autosuficiente, seguiré la estructura del Código Civil para proponer el aprendizaje de las principales y más importantes instituciones del derecho, (aunque obviamente también abordaremos otras de necesario conocimiento para todos que encuentran su encaje en otros cuerpos legales, como por ej., el código penal, el código de comercio, el estatuto de los trabajadores, la ley del régimen jurídico de las administraciones públicas y del procedimiento administrativo común, etc).

En definitiva, los invito a todos a aprender DERECHO, (con mayúsculas), de manera fácil, pues esto contribuirá a su conversión en Ciudadanos Legalmente Autosuficientes, y a evitar, en la medida en que esto sea posible, que seamos víctimas de abusones que saquen partida de la ignorancia legal que, en general,  existe en nuestro país sobre algo tan básico como las reglas que rigen nuestra vida civil.

Ahora bien, ¿qué te gustaría aprender primero?, ¿cuál es esa duda o situación que te surge con frecuencia, y ante la cual no sabes cómo responder?. Coméntala en el hilo de comentarios, e intentaré empezar por ahí.

David Tierno García.

       Abogado Colegiado 3.072 del Ilustre Colegio de Abogados de Córdoba.